#UR76: KSD

#UR76: KSD (Seance Radio)



download

Entrevista disponible el 31.03.2016
También en www.GeometrikaFM.es

#UR76: KSD (Seance Radio)
escrito por Razeed (Geométrika FM)
y V-Obsession (URBANNOISE Radio)

V-Obsession:
KSD es el ejemplo perfecto de que en las mejores ocasiones sobran las palabras para conectar con alguien.
Lo descubrí en twitter, no por su faceta musical, sino como divulgador de imágenes de diferentes artistas, y en seguida vi que tenía una forma muy particular de ver el mundo con la que me sentía altamente identificado.
Bajo un alias que prefiere mantener en secreto comparte dibujos, fotografías y animaciones con un marcado carácter oscuro y surrealista y un fuerte impacto tanto visual como mental, algo que perfectamente podríamos extrapolar a su sonido en su faceta como DJ.
Un tiempo después me envió una sesión de techno. Imaginé que lo hacía porque nos habíamos caído bien por el contenido que compartíamos ambos y quiso ir un paso más allá en esa simpatía creciente al ver que era el tipo de música que yo más compartía y con el que trabajaba. Mi sorpresa al escucharla fue tal que inmediatamente hablé con Warren (Seance Radio) para emitirla, aunque no pudiese ser en URBANNOISE por motivos de agenda. Emitirla sin más. En el primer hueco que tuviese en buen horario, para que más gente escuchase aquello con lo que tan impresionado me había quedado. Y así se hizo. Luego vino una segunda sesión. Hicimos lo mismo y en esa ocasión ya fue el propio Warren el que me dijo que le ofreciera tener su propio espacio en la emisora, también impresionado por la calidad de sus trabajos. Y de esto han pasado ya más de 10 programas de KSD, con lo que, una vez más, el amigo Manuel Sádaba (Granada, 1976) es el ejemplo perfecto de que, en las mejores ocasiones, el talento, la calidad y el buen gusto, antes o después, acaban por conseguir que alguien llame a tu puerta y te dé una oportunidad. Oportunidad que no dudó en aprovechar para dejar claro que las ganas y la profesionalidad le salen por las orejas.
Desde que se estrenó en Seance Radio en abril de 2015 no ha dejado de impresionarme la calidad creciente en cada una de sus sesiones, muy por encima de lo que estoy acostumbrado a escuchar, y que un mismo artista me impresione con tanta constancia y continuidad, a día de hoy y con la sobreoferta que sufrimos, me parece digno de mención. No recuerdo a nadie que lo haya hecho anteriormente.
Disculpad que este mes le robe a Razeed este pequeño espacio de introducción y que me entrometa en la entrevista, pero en esta ocasión quería presentaros al artista e interrogarlo personalmente, así que vamos a variar un poco el formato habitual…

V-Obsession: Manuel, lo primero que quiero hacer es agradecerte que hayas sacado tiempo para grabarnos una sesión y responder a esta entrevista. Sé que no es fácil hacerlo con 2 hijos pequeños y tu propio programa de radio.
Desde que te sigo, como menciono anteriormente, veo una relación bastante clara entre las imágenes que compartes en twitter y la música que pinchas. ¿Es intencionado o natural? Quiero decir… muchas veces los artistas cuidan mucho la imagen que muestran en redes sociales con el fin de ser coherentes y reconocibles, ¿es tu caso o sencillamente tienes una mente tan oscura y retorcida como me parece? (artísticamente hablando; en lo personal he podido comprobar que eres un tipo bastante cercano y agradable)

KSD: Hola Iván… antes de nada quería agradecer tus palabras. Como te dicho en varias ocasiones, todo halago referente a mí siempre me parece exagerado. Contestando a tu pregunta diré que para nada es preparada la coincidencia del contenido de mi pagina de twitter con el estilo de música que pincho. Creo que cualquier cosa que haga creativamente hablando siempre tendrá un aire oscuro porque es lo que me gusta, como yo soy. Sinceramente, no cuido nada mi imagen. A veces intento separar unas cosas de otras, mi faceta de DJ de mi vida personal y todo eso, pero la realidad es que es lo mismo ya que no me dedico profesionalmente a pinchar ni nunca lo he hecho y todo lo que hago lo hago simplemente porque me gusta. Llámalo hobby o como quieras, pero es así. He pinchado desde los 17 años. Grababa mis sesiones y se las daba a mis amigos o a quien me las pidiese sin ninguna pretensión mas allá de compartir algo que me gusta, lo mismo que hago con todo lo demás. Si no me metí más a fondo en ese mundo cuando lo tenía a mano no lo voy a hacer ahora. Como tú bien sabes, no me dedico solamente a pinchar. No le bastaría a esta “mente oscura y retorcida” una sola vía de escape. Resumiendo, hago lo que hago con la única pretensión de divertirme y desconectar. Entrar en Seance fue dar un motivo más a algo que ya hacia, y espero estar ahí mucho tiempo. Lo que sí voy a cuidar un poco más es el tema de la producción, o por lo menos esa es mi idea inicial.

Razeed: ¿Cuándo empezaste a escuchar electrónica? ¿Con qué disco dijiste: “buah, ¡esto es lo mío!”?

K: Hola, Rubén… Empecé a través de amigos de aquí en mi pueblo. Era una época en la que la electrónica comenzó en Granada a subir como la espuma y a parte de quedarme enganchado con la música, me seducía mucho ese mundillo que veía tan underground. En esa época empezamos a frecuentar la sala Industrial Copera y ya fue una evolución paralela a la que estaba teniendo la ciudad, principalmente en esa sala.
Y podría decir unos cuantos discos… The Age Of Love (Jam & Spoon mix) fue uno que me marcó. Puede sonar a tópico iconográfico, pero ese disco siempre me suena fresco y me trae buenos recuerdos.

R: ¿Qué te ofrece ser DJ y seleccionar música para los demás?

K: Mezclar música me ofrece placer y desconexión a partes iguales y a día de hoy aún más. A parte de eso me ofrece sensaciones que es mejor no describir porque no haría justicia con ellas. Todo el que ame la música electrónica sabe de qué hablo. Sonidos, ausencia de voces predominantes… En definitiva; creatividad puramente sonora. Compartir algo que te gusta con los demás es muy gratificante personalmente hablando. Lo hago con todo lo que me gusta y seguiré haciéndolo. Es algo muy satisfactorio.

R: ¿Cuál ha sido tu evolución musical?

K: Todos evolucionamos con los años en todos los aspectos y creo que ese cambio influye en todo. En mi caso, musicalmente hablando, diría que he tenido evolución e involución. He tenido épocas de mi vida en las que pinchar lo tenía, no abandonado, pero sí dejado de lado, ya que en esas etapas me apetecía hacer otras cosas relacionadas con otras cuestiones creativas. Si en algo en concreto he evolucionado es en mis gustos, rearfimándome en ellos. Los he madurado asentándome en sonidos contundentes, experimentales y poco convencionales. Me gusta mezclar estilos, arriesgar siempre que eso me aporte algo. No voy a dejar de hacer algo por miedo a que sea poco digerible o suene diferente a lo que tenemos entendido como una sesión de techno al uso. No tengo nada que perder y en ese aspecto tanto yo como cualquiera que esté en mi situación.Tienes mucha más libertad que un DJ profesional que se debe a su público y que en rara ocasión arriesga a la hora de proponer cosas nuevas, sobre todo en el aspecto mental más que físico. Es lógico y normal. Si vas a ver a cierto DJ esperas cierta sesión y de igual manera el DJ, por lo general, ofrecerá lo que su público espera. Pocos DJs reconocidos harán algo diferente porque ese día les apetezca. Cuando ser DJ no es una profesión tienes mucha más libertad en muchos aspectos y pienso firmemente que parte de la evolución del techno es y será gracias a toda esa gente que se dedica a pinchar y a producir sin ser muy conocidos y que rompen con la manera de entender la electrónica.

R: ¿Siempre te has dedicado al techno?

K: Me gusta la electrónica en general y el techno en particular. En algunos momentos de mi vida me dio por estilos mas suaves como el deep house, tech house, etc… En el fondo era una cuestión de normalidad con la vida que llevaba en ese momento, la gente con la que me movía y todo eso. Todo influía. Eso sí, siempre volvía al techno más duro. La cabra siempre tira al monte.

R: ¿Por qué techno?

K: Me identifico con ese estilo. Me ofrece como estilo electrónico todo lo que espero sonoramente hablando… ¿Por qué techno? Y, ¿por qué no? Simplemente me apasiona.

V: Actualmente oscilas con mucha soltura entre el techno más crudo e industrial, rozando incluso el EBM en ocasiones, y un techno más experimental e hipnótico; ¿dirías que ambas vertientes te definen por igual? ¿Te encuentras más cómodo en alguna en particular?

K: Cada cosa que te gusta habla de ti, da igual música, pintura o lo que quieras. Por lo tanto creo que cada estilo que cojo tiene la misma importancia que, digamos, el predominante, que en mi caso es el techno. Me siento cómodo con todo sonido que me gusta sin más. A la hora de escuchar música no pienso en estilos, sólo en lo q me llena y me trasmite algo creativo. Cierto es que suelo usar el techno como base, pero no es una norma. En cada momento hago lo que me nace sin más. Cada sonido que absorbes te define.
En cuanto a la comodidad… me decanto por discos de corte atmosférico y experimental. A día de hoy me atrae mucho y me motiva mucho grabar ese tipo de sesiones. Entre el techno mas físico y el más mental pienso que hay un punto intermedio que sería interesante explorar y evolucionar.

R: ¿Qué importancia tiene Granada, para bien y para mal, en cómo te relacionas con el techno?

K: Para bien, en Granada hay una buena escena electrónica con un recorrido que nada tiene que envidiar a otras provincias españolas. Hay muy buenos Djs, muchos muy reconocidos y otros no tanto aunque igual de buenos o más. Hay mucho talento latente, mucha gente proponiendo cosas interesantes de calidad, y no me refiero sólo al techno más duro. Hay buenas salas, buenos festivales… Gracias a eso la relación que pueda tener con el techno obviamente es buena y la influencia positiva. He de añadir que llevo unos años en los que mis salidas se limitan a 4 ó 5 al año, pero intento estar al tanto de todo desde casa y me gustan muchas de las cosas que veo.
Para mal, pues el mal que está presente en todas las vertientes artísticas, en Granada y en todos los sitios; Egos exagerados, envidias, sectarismo, hipocresía, intereses que nada tienen que ver con el talento… Es algo que está irremediablemente dentro de lo habitual en la escena, pero no toda la escena cae en eso. Lo que yo he vivido en ese sentido me ha influido también para bien. Todo tiene su lado positivo en el fondo.

R: ¿Crees que la situación social de un país puede influir para que se escuche cierto estilo musical?

K: He pasado etapas de mi vida malas anímicamente y pasado situaciones muy difíciles, en muchas ocasiones solo. He tenido una parte de mi vida muy complicada. Si todo eso no cambió mis gustos musicales no creo que la situación actual del país induzca a escuchar un estilo u otro. En cierto modo lo que expones tiene su sentido, pero no es mi caso para nada. Seguro que hay personas a las que sí les influye, pero a mí rotundamente no.

V: Sé que llevas tiempo probando con el tema de la producción, ¿puedes darnos una fecha aproximada en la que podremos escuchar a qué suena un track original de KSD?

K: En este momento el tema de la producción es lo que más me interesa. Siempre he estado haciendo cosas, desde que empecé a pinchar, pero estaban muy lejos de lo que se puede considerar algo de calidad. No tenía constancia. Producir creo que es la evolución de todo el que pincha, o de casi todos. La cuestión es que mis conocimientos de producción son muy justos y sinceramente me he puesto en serio en un momento de mi vida en el que el tiempo libre es muy escaso. De momento estoy poco a poco con cursos, tutoriales y el consejo de amigos (y la divina paciencia que tienen), que al final son los que más te enseñan. Tengo que tomármelo con calma y ser realista con mis limitaciones, tampoco tengo prisa. Lo que sí tengo clarísimo es lo que quiero y cómo lo quiero. Si tardo un año, dos, tres… no lo sé. Lo importante es disfrutarlo y adquirir conocimientos, que buena falta me hacen. Sonará a muchas cosas contenidas durante años.

R: ¿Qué te ofrece la electrónica de baile que no te ofrecen otras músicas?

K: Identidad, sonidos y mucha creatividad.

R: ¿Quiénes son tus referentes musicales?

K: Pues así a bote pronto te diré que Jeff Mills, Glenn Wilson, Oscar Mulero, Esplendor Geométrico… Podría decir más y de otros estilos, como Marilyn Manson, pero los principales son esos. Actualmente Developer se está convirtiendo en mi nuevo referente.

R: ¿A qué productores o DJs nos recomendarías escuchar?

K: Recomiendo escuchar como prioridad a gente nueva y poco conocida. Los DJs consagrados ya doy por hecho que todos los escuchamos. En mi caso, intento seguir ese patrón y lo recomiendo. Estos últimos años me han aportado mucho DJs y productores que no son de renombre. Hay mucho talento, ganas y cosas que decir en la “sombra”.

R: ¿Cuál es tu tema fetiche a día de hoy?

K: ‘Disrupted’ de Developer.

R: ¿Hasta cuándo te ves peleando por tu manera de entender este mundillo?

K: Nunca he peleado la verdad 🙂
Voy a seguir haciendo lo que me gusta hasta el último día de mi vida. Si peleo por algo va a ser por disfrutar y ser feliz con lo que hago y siempre acorde a mis circunstancias… No voy a hipotecar eso por éxito y reconocimiento aunque claro está, si un día llega bienvenido, pero mi pelea no es esa. Puede sonar raro o contradictorio, pero el ser humano es así y como dije antes no existen en mí dogmas de cómo hacer o vivir la música electrónica. Lo vivo a mi manera y va a ser siempre así.

V: ¿Algo más que nos quieras decir?

K: Sobre todo daros las gracias a ti y a Warren por entender y respetar mi manera de ver la electrónica, por el apoyo desinteresado y por todo lo que aportáis al techno con vuestra sencillez y vuestro trabajo. Sois muy grandes, cabronazos, parte de mi familia… A todos los demás, amigos, conocidos… sólo deciros que hagáis lo que hagáis, vividlo a vuestra manera, lejos de patrones o de lo que los demás esperan… bailando con la fea os haréis expertos.
Un fuerte abrazo, familia… y gracias por la entrevista.
Ha sido muy motivador responder a las cuestiones con mi bebé de 5 meses en brazos, jaja!