#UR75: Hyo

#UR75: Hyo (Cicuta / Dark Garden)



download

Entrevista disponible el 06.03.2016
También en www.GeometrikaFM.es

#UR75: HYO (Cicuta / Dark Garden)
escrito por Razeed (Geométrika FM)

Que el CDMIX de Oscar Mulero “About Discipline and Education” ha sido de los que mayor repercusión ha tenido en los artistas de nuestras fronteras parece fuera de toda duda. Hablas con la gente y en múltiples ocasiones es nombrado como el disco que sirvió de punto de partida o referencia para la entrada en el Techno más oscuro y contundente. Yo mismo sufrí también un hechizo que dura hasta el día de hoy. Parece increíble que un disco, una sesión, un hecho musical concreto en un momento determinado puedan cambiar la vida de tanta gente.

Soy consciente de que conseguir esto es cada vez más difícil en un mundo con la información y las posibilidades que ha generado internet y la tecnología en el mundo musical, pero también creo que hay que ser consciente de la posibilidad; nunca sabes cuándo puede volver a pasar. Hay que estar abierto a lo nuevo, al cambio, sería una lástima perder la oportunidad.

En esta entrevista traemos a Hyo, un burgalés que lleva años destacando en Netlabels españoles y que ahora, después de años de trabajo, comienza a afianzar sus ritmos rotos, sus atmósferas y su particular groove más allá de la escena que le vio nacer.

Razeed: ¿Cuándo empezaste a escuchar electrónica? ¿Con qué disco dijiste: “buah, ¡esto es lo mío!”?

Hyo: Mi primer contacto con la electrónica fue gracias al videojuego “WipeOut 2097”, que tenía muy buena música (Big Beat) con temas de Chemical Brothers, Prodigy, Photek, Orbital, Letfield, etc.
Mi primer contacto con el techno fue gracias a un programa de radio llamado “Sonar Club 40”, en el que Ángel Molina mezclaba muchas de las novedades que presentarían en el Sonar. Investigando a los artistas que presentaban en el programa me encontré con que me gustaba todo lo que escuchaba de Jeff Mills, Laurent Garnier o Luomo, pero sobre todo Aphex Twin. Con su disco “Drukqs” fue con el que sentí esta pasión por experimentar con sonidos nuevos.

R: ¿Qué te ofrece ser DJ y seleccionar música para los demás?

H: Empezaré diciendo que me siento como un productor que en ocasiones hace de DJ, por eso cuando selecciono música para los demás siempre trato que sea música similar a la mía, para que realmente la diferencia de estilos entre mi faceta de productor y de DJ sea mínima y nadie se lleve sorpresas. Si por mí fuese siempre que tuviera que preparar una sesión haría Live acts sólo con producciones propias. Creo que esa es la máxima expresión de un productor actuando hacia el público.

R: ¿Cuál ha sido tu evolución musical?

H: Antes de conocer la electrónica escuchaba rock, Marilyn Manson y cosas parecidas. Dentro de la electrónica siempre me han gustado muchos artistas como Aphex Twin, Photek o Alec Empire.
En cuanto a techno, al principio escuchaba sesiones de Ángel Molina, pero me cambié al lado oscuro con Oscar Mulero y su “About Discipline and Eduction”. Años más tarde, a mediados de la década de 2000, me encontré con Surgeon o Grovskopa, pero sobre todo Reeko; ahí encontré el sonido que quería para mis producciones.
Y como productor, creo que siempre he sido fiel a ese sonido. Más que una evolución musical diría que son mis conocimientos de producción que con los años he ido aprendiendo y en lo único que he evolucionado. Pienso que aún sigo teniendo ideas frescas como para plantearme ningún cambio radical, aunque siempre experimento con ideas nuevas.

R: ¿Qué importancia tiene Burgos, para bien y para mal, en cómo te relacionas con el techno?

H: La electrónica en general ya no tiene mucha acogida en Burgos, y el techno menos aún. Veo mucho más probable tener un bolo en cualquier otra ciudad.
En el pasado tuvimos el Electrosonic y la TechnoFlash, pero ya no queda nada de eso. Productores de techno somos 4 contados. Así que realmente tiene poca importancia mi ciudad al respecto.

R: ¿Crees que la sociedad influye en tu manera de relacionarte con la música?

H: Sí, me influye mucho. Del mismo modo la música me influye para relacionarme con la sociedad. Lo mismo puedo tener un buen día sólo porque en mi cabeza suena el tema adecuado en modo loop, como puedo tener uno en el que por mucho que escuche mis canciones favoritas me cuesta olvidarme del día de mierda que tuve.

R: Te conocemos principalmente como productor y DJ techno, ¿has tenido relación con otras músicas?

H: Cuando empecé a usar Live Ableton un amigo me pidió ayuda para grabarle rapeando y después montarlo sobre sus bases de hip hop. Por experimentar hice un remix utilizando otra base rítmica. También he participado en alguna jam de estilo libre con cantantes, violines y todo tipo de instrumentos.

R: ¿Qué te ofrece la electrónica de baile que no te ofrecen otras músicas?

H: En comparación con otras músicas el mensaje consiste únicamente en sonidos, y no en letras acompañadas por sonidos. Para que ese mensaje tenga gancho necesita sonidos elaborados y sintetizados uno a uno, y eso es lo que más me impresiona; la enorme variedad de sonidos que te puedes encontrar. La electrónica es arte simplemente sonoro.

R: ¿Quiénes son tus referentes musicales?

H: Oscar Mulero, Reeko, Exium, Surgeon, Grovskopa, Luka Baumann, Radial, Rumenige y todos aquellos productores de Techno Industrial que en la época 2005-2010 dieron mucha guerra. En la actualidad, muchos de ellos han dejado de serlo por su evolución de los últimos años, aunque de vez en cuando me llevo sorpresas.

R: ¿A que suena Hyo?

H: Según algunos amigos al Reeko antiguo, según escribió tu compañero Desolance a Surgeon. Ojalá fuera cierto… jajajajaja.
Mi sonido lo describiría como serio, duro y oscuro; caracterizado por ritmos rotos, bombos y contrabombos muy marcados, con atmósferas densas e industriales, y mucha percusión.

R: ¿Qué usas para producir? ¿En qué te inspiras?

H: El software que utilizo es Live Ableton, ayudado con infinidad de herramientas, todas virtuales.
A la hora de empezar un tema nuevo siempre empiezo plasmando un ritmo que suele llevar todo el día sonando en mi cabeza, que consiste en algunos bombos y percusiones, y mientras estoy trabajando en ese pequeño loop encuentro la inspiración en lo que escucho, como si me pidiera que le añadiese capas. Muchas veces el resultado final se aleja mucho de la idea inicial que tuve, y me llevo tanto sorpresas como decepciones.

R: ¿Qué importancia crees que tiene realmente el mundo Netlabel en la evolución de un productor?

H: Hablando en términos generales, creo que en los netlabels se corren menos riesgos y por eso se atreven más a la hora de apostar por nuevos artistas. Es el lugar perfecto para que los nuevos productores maduren su sonido y se vayan integrando en el mundillo. Otra característica es que se puede descargar con un click, por lo que el público potencial es muy grande.

R: ¿Volveremos a escuchar a Sigma Zigurat? ¿Cómo trabajáis juntos a la hora de hacer música?

H: Material nuevo de Sigma Zigurat lo veo poco probable, pero no imposible. Desde hace unos 3 años ya no tenemos el estudio en el que nos reuníamos casi todas las tardes, y pienso que sin compartir tiempo de producción en el mismo estudio es muy difícil trabajar por separado en el mismo proyecto. A veces empezábamos juntos los temas desde cero. Otras veces uno de los dos le enseñaba al otro un loop de 8 compases con 5 ó 6 pistas, algo muy básico en lo que había estado trabajando. A partir de ahí cada uno tomaba la iniciativa de añadir algo siempre escuchando al otro. Guillermo solía trabajar mejor toda la parte de sintes, atmósferas y chords, y yo me solía encargar de la parte rítmica y de la estructura del tema. Creo que hacíamos un buen equipo porque se nos daban mejor cosas diferentes y sabíamos combinar lo mejor de ambos.

R: Descríbenos ese momento encima de una cabina en el que has tenido que respirar dos veces profundamente para no gritar de satisfacción.

H: En el primer bolo que tuve, que empecé bastante nervioso. En cuanto cogí un poco de confianza comencé a hacer cortes con el volumen, y me di cuenta de que las 30 personas que habría estaban muy entregadas, moviendo la cabeza según subía o bajaba el fader. El contraste de emociones entre los nervios iniciales y el saber que tenía al público en mi mano… ese es el momento.

R: ¿Cuál es tu tema fetiche a día de hoy? ¿Y el que más te gusta tuyo?

H: Tema fetiche: Mantle – L Mink. // Tema mío: Hyo – Dove.

R: Recomiéndanos música.

H: Actualmente hay mucha gente haciendo cosas muy interesantes y que realmente vale la pena. Por afinidad a mi estilo os recomendaría escuchar a los artistas que no se han vendido a las modas con el paso del tiempo: Voidloss, Delusions, Bombardier…
Os recomiendo dar una oportunidad a toda la cantera de nuevos productores que hay en España: Structural Form, Dr Cyanide, Aphonico, Oscar Lopez Beat, Antonio Ferrama, Snap-9A y muchos otros nombres que seguro que ya conocéis.
Pero sobre todo me gustaría recomendaros que escuchéis al húngaro Balatro, actualmente mi ídolo número uno. Ojo a Hungría, porque creo que allí existe una escena electrónica muy fuerte, con artistas buenísimos como Balatro o Modeo, clubs como Lärm o Kontra con una programación muy fina, colectivos modestos como Selection Sorted y Art Style Techno, incluso netlabels con muchos años a la espalda como AudioExit.

R: ¿Hasta cuándo te ves peleando por tu manera de entender este mundillo?

H: Los valores y unos principios del techno para mí se resumen con una sola palabra: underground. No importa el artista o el sello, lo único que importa es el techno de calidad y con personalidad, que sabes que no te va a dejar indiferente.
Hoy en día esos valores se están perdiendo. Salas y promotoras que no se arriesgan a dar una oportunidad a nuevos artistas, grandes sellos que no se arriesgan a publicar a nuevos productores, grandes productores que sólo se arriesgan a crear techno muy neutro para gustar al mayor público posible. Todo se está convirtiendo en comercial, y no se arriesga lo más mínimo. Y ahí se corrompe la esencia del techno, porque parece que lo único que importa es hacer dinero para comprar fama, para hacer más dinero.
Realmente no puedo pelearme para cambiar a todos, lo único que puedo hacer es mantener mis ideales y no venderme a las modas nunca, y ser fiel a mi estilo. Ese es mi granito de arena.